Grandes fábricas y pequeños productores preparan sus productos para Semana Santa.